Maíz transgénico México finalmente le dice adiós 2022

Maíz transgénico, Pan plano, pozole, atole, esquita… cada uno de estos platillos acaba de ser protegido por el senado de la republica con la Ley Federal para el Desarrollo y Protección del Maíz Nativo.

Esto significa que el Estado garantizará y alentará a las personas a consumir y tener acceso a maíz y sus derivados que no contengan sustancias transgénicas.

Al hacerlo, planean prevenir cualquier modificación genética que pueda representar un riesgo para la salud humana y contaminar las semillas locales.

Emanuel González-Ortega, científico del Instituto de Ecología de la UNAM, dijo que el maíz transgénico debería prohibirse porque aumenta el riesgo de cáncer, defectos de nacimiento y abortos espontáneos.

Varios países tienen productos comerciales, especialmente maíz, algodón o soya genéticamente modificados, que han introducido información que les permite producir sus propios pesticidas o ser tolerantes a herbicidas químicos como el glifosato.

Sin embargo, los efectos de la inserción del transgén en el genoma y el proteoma de la planta no se conocen por completo, aunque los estudios han identificado cambios en la expresión general de proteínas en las plantas de maíz.

¿Existe un Consejo Nacional del Maíz transgénico?

Maíz transgénico

La agencia, que depende de las agencias ejecutivas federales, determinará la conservación y diversificación permanente de las semillas nativas.

Podrá opinar sobre la elaboración, planificación, diseño y elaboración de políticas nacionales para la promoción y protección de los maíces autóctonos; y considerar revisar el programa de semillas de maíz. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) también tendrá la facultad de aprobar y controlar el banco de semillas de maíz.

¿Son realmente las latas de maíz?

La ley también permite que las comunidades locales fomenten el establecimiento de bancos de semillas comunes que puedan ser utilizados por las comunidades locales de acuerdo con sus propios propósitos y costumbres.

La razón de ser de estas existencias de granos es protegerlas a ellas y a sus derivados hasta que se concluya el acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC). El objetivo de esta medida es incrementar la producción y permitir que la agricultura de los agricultores mexicanos reactive, fortaleciendo así su ventaja económica, ya que México ha podido autoabastecerse gracias a la presencia de pequeños productores.

El Senado de la República ha advertido que el maíz mexicano no está amenazado por las políticas gubernamentales que promueven el desarrollo del campo.

El maíz es el grano más producido en el mundo. Es la base de la alimentación de millones de personas y una materia prima importante para varios sectores de la economía, como la producción industrial de carne, los alimentos altamente procesados ​​como los conocemos hoy y los productos no alimentarios que contienen principalmente almidón y aceites.

México es considerado el centro de origen y diversificación del maíz (Zea mays). Su origen, domesticación y distribución en el teosinte (Zea mays, ssp. parviglumis), su ancestro salvaje más inmediato, que data de unos 10.000 años. Su difusión garantizó la seguridad alimentaria de los pueblos centroamericanos y dio lugar a culturas agrícolas y culinarias que incluían otro tipo de alimentos. Para los mexicanos, el conocimiento del maíz también tiene aspectos religiosos, estéticos y de organización económica, política y social.

Actualmente existen más de 300 cultivares de 64 variedades de maíz nativo en México. Producido de manera continua por millones de familias campesinas durante 350 generaciones, es considerado patrimonio biocultural de México.

El maíz sigue siendo un importante cultivo de subsistencia utilizado por los agricultores y las comunidades indígenas. Junto con la producción de tortillas, que es su principal forma de consumo, es el alimento básico de la mayoría de las poblaciones urbanas y semiurbanas. Sin embargo, la industrialización y el mercado global han cambiado significativamente la forma en que se produce y consume el maíz en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *